© Penn Graphics

EL pueblo de Saint‑Vincent‑de‑Cosse

Bienvenido a Saint-Vincent-de-Cosse, un típico pequeño pueblo que le revelará los encantos del Périgord! A pie o a caballo, en canoa o por un recorrido de escalada de árboles, emprenda una aventura a pocos kilómetros de la villa de Sarlat.

Pasear tranquilamente al ritmo de los tesoros del patrimonio

Amantes de la historia, ¡Saint-Vincent-de-Cosse les promete hermosas sorpresas! Las callejuelas estrechas, los antiguos lavaderos y las paredes de piedra serán el escenario perfecto para un día inolvidable. No deje de hacer una parada en el molino de agua para volver a sumergirse en otra época…

En su camino, parada obligatoria ante el magnífico porche y su calzada de la época Galo-Romana.

En los hermosos días de verano, ¡descubra los secretos del pueblo durante las visitas guiadas de Saint-Vincent-de-Cosse !


Descubrir Saint-Vincent-de-Cosse

a través de sus 3 castillos

A la entrada del pueblo será recibido por el magnífico Castillo de Monrecour. Sea observador, reconocerá algunos detalles arquitectónicos específicos del estilo del Renacimiento… Para amantes de las emociones fuertes, ¡vayan al castillo para un vuelo en globo inolvidable! ¿Sabía que la fortaleza también es hotel y restaurante? La ocasión para pasar una hermosa noche romántica en pareja.

Mientras pasea por el pueblo, verá el Castillo de Aiguevive y sus dos torres redondas que sobrepasan el pueblo. Aunque el edificio no está abierto al público, aproveche la oportunidad para ver la Cartuja de al lado. Aquí, pueden verse los hermosos tejados en pizarra típica del Périgord.

¡Diríjase al Castillo de Panassou! Para encontrarlo, hay que trepar por las estrechas callejuelas del pueblo. Con ventanas geminadas y una impresionante torre, este monumento del siglo XV está catalogado como histórico. Tómese su tiempo para observar los detalles de la puerta de entrada de estilo renacentista. Los amantes del arte y de la historia volverán durante las Jornadas del Patrimonio para visitar el exterior. ¡Asegúrese de que los propietarios están presentes!

Oxigenarse a las orillas del Dordoña

Amantes del senderismo, ¡están en el lugar correcto!

Con numerosas rutas de senderismo y paisajes impresionantes, se encuentra en un pequeño paraíso natural.

Los deportistas descubrirán los rincones secretos de la Dordoña en canoa o en tirolina desde la zona de escalada en los árboles.

¿Y si, para un paseo único, intenta montar a caballo? Después del esfuerzo, la recompensa: un momento relajante a orillas del río en Saint-Vincent-de-Cosse.

No olvide su caña de pescar, ¡el lugar es famoso por atraer a los pescadores del lugar!

Nuestras sugerencias